La palabra Huatapera proviene de la expresión purépecha Uandajperakua (región meseta) Uantajperakua (región cañada y lacustre) que significa "lugar de reunión" o "sitio donde se puede reunir o llegar". Se conoció con este nombre a las construcciones coloniales emprendidas por los frailes franciscanos en el Estado de Michoacán, cuyas funciones fueron servir de albergues y hospitales para los indios.

La Huatapera de Uruapan fue fundada por Fray Juan de San Miguel en el año de 1533 para dotar a los indígenas de un hospital que sirviera además como sitio de reunión y posada. Así, la Huatapera se convirtió en el primer edificio de este género en la región y la primera construcción colonial de Uruapan.

A la muerte de su fundador el edificio quedó en manos de los nueve barrios en que estaba dividida la ciudad, turnándose cada uno de ellos para su cuidado. Uno de los acontecimientos históricos más relevantes que distinguen a la Huatapera es que al ser el hospital más importante de la región, alojó a Don Vasco de Quiroga -el Primer Obispo de Michoacán-, quien pasó sus últimos días internado hasta el año 1565 fecha en que fallece.

A raíz de la conformación de la cooperativa de trabajadores del maque en 1932, el recinto se convierte en el principal foro de exhibición de este bello arte. Con el paso de los años el edificio sufrió un importante deterioro por la falta de mantenimiento, hasta que en 1954 el inmueble es otorgado al Instituto Nacional Indigenista, que se dio a la tarea de rehabilitarlo con el propósito de convertirlo en un museo regional, que sirviera además de escuela regional para la enseñanza del maque, la alfarería y la producción de piezas de cobre, operara como espacio de exhibición de las piezas reunidas a lo largo de los años, que son testimonio de la destreza y creatividad de los artotas de la zona p´urhépecha.

A partir de 1999, la Huatapera entra a una nueva etapa de rehabilitación en la que intervienen de manera coordinada el Gobierno del Estado de Michoacán, el Gobierno Municipal de Uruapan, la Secretaría de Desarrollo Social, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Instituto Nacional Indigenista. Este proceso que incluye la restauración del inmueble y una renovación de sus salas de exposición, culmina en diciembre de 2001, fecha en que se reinaugura con la apertura de la sala permanente con el tema "El maque en Michoacán", se crean dos salas de exposición temporal, se habilita la Capilla, la sala de usos múltiples y el Centro Regional de Información y Documentación.

En el 2002 concluye la etapa de remodelación con la apertura de su sala de exposición permanente "Los cuatro pueblos".

 

LOS CUATRO PUEBLOS INDIOS DE MICHOACÁN

En el estado de Michoacán habitan cuatro pueblos indígenas:
Al oriente, colindando con los estados de México y Querétaro, habitan los pueblos Mazahua y Otomí; en la región de la costa se encuentra el pueblo Nahua; en la sierra, la meseta, la región lacustre, ciénega de Zacapu y al oriente del estado vive el pueblo P'urhépecha.

De acuerdo con las más recientes estimaciones del INI el Estado de Michoacán se ubican entre las primeras diez entidades federativas con mayor población indígena, a nivel nacional.